En el mes de septiembre y con un dudoso pronóstico de lluvia hasta el último momento, Miriam y Guillem obviaron totalmente ese elemento, y aunque no paro de llover, es más hubo momentos qué diluvio, no recuerdo ni un momento en el que se les reflejara en sus caras un atisbo de preocupación, tenían claro que era su gran día, y que iban a disfrutarlo al máximo. Si nos acogemos al dicho popular “Novia mojada, Novia afortunada” en esté caso así se vivió. Una ceremonia llena de emociones, muchas!!! risas, lágrimas, besos, miradas, a ritmo de música Góspel. Hubo pocos momentos donde la lluvia nos diera una tregua, pero Miriam y Guillem se querían divertir, y no olvidar esos momentos, arriesgaron!!! y se mojaron!! fue fantástico, como nos reímos, momentos únicos en un paraje precioso en el corazón del Montseny. Lo dieron todo y más, querían que su familia y amigos disfrutaran al igual que ellos de su precioso día, cuidaron cada detalle, cada canción que sonaba tenia un significado para ellos, su sentido!!

Una vez mas trabajando codo con codo con mi compañera Kris Moya, que disfrutamos como enanas captando cada momento.

Mil gracias Miriam y Guillem por regalarnos fantásticos momentos!!!

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12
12-

13
14
15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25
26

27

28

29

Deja un comentario

olga
14 Junio, 2014
Bien visto, bien narrado y siempre, con ese pellizco que le pones a la vida. Felicidades.
Responder
    14 Junio, 2014
    Muchas gracias Olga !!!! Sentimientos a flor de piel :)
    Responder

Deja un comentario